.

Desde Malanquilla Rechita llevábamos ya tiempo pensando en cómo enfocar el tema de la mejora del entorno de la Fuente de los Tres Caños, uno de los rincones con más encanto de la localidad, ligándolo con las pequeñas parcelas situadas en el entorno del camino de la fuente, antaño destinadas a huertos. En los últimos años unos pocos vecinos habían puesto huerto en una de las parcelas. El año pasado impulsamos la plantación de la calabazas, como una actividad que sirviera para animar y decorar la Noche de Ánimas. Desafortunadamente la pandemia impidió que se celebrase esta fiesta y las calabazas recogidas no fueron utilizadas.

Plantación de calabazas 2020
IMG-20201018-WA0018.jpg
Recolección de calabazas 2020

En enero elaboramos un proyecto enfocado a revitalizar esta zona, estudiando de manera detallada los dos temas más importantes para la reimplantación de huertos: propiedad de las parcelas y suministro de agua para el riego. En el dossier detallábamos la zona de intervención y objetivos del proyecto. También analizábamos de manera pormenorizada las intervenciones necesarias para ponerlos en marcha, tanto en el ámbito privado como en el espacio público.

IMG-20201018-WA0018.jpg
Camino de la Fuente

El proyecto fue presentado al Ayuntamiento de Malanquilla en el mes de febrero para su conocimiento y antes de presentación pública. Por su parte, y previo a poder dar un respaldo explícito, no vieron ningún impedimento para que pudiéramos comenzar a trabajar desde Malanquilla Rechita, y así lo hicimos. Comenzamos con el contacto con los propietarios, una labor que en un principio parecía ardua, pero que pudimos completar casi en su totalidad en un plazo razonable. El objetivo era poner en su conocimiento el proyecto que habíamos elaborado y mediar para facilitar que en sus parcelas pudieran cultivarse huertos, ya fuera por iniciativa propia o mediante la cesión a otros vecinos interesados. El resultado de la gestión fue muy satisfactorio. Conseguimos que varios de los propietarios ofrecieran su tierra para que otros la cultivasen. Además, también sembramos la semilla para que otros dueños a medio o largo plazo pudieran hacer lo mismo. Lo siguiente era buscar nuevos hortelanos. Con la colaboración del ayuntamiento lanzamos en abril un bando móvil para la búsqueda de personas interesadas. Todo fue rodado y en unas semanas surgieron varias personas interesadas. A ello se añadía que este año ya había dos huertos que tenían intención de ponerse en marcha. Desde Malanquilla Rechita tenemos la intención de que sea un proyecto comunitario y que el grupo de hortelanos pueda trabajar de forma autónoma. Para ello nos pusimos en contacto con todos ellos para facilitar los inicios de esta actividad. Tras la reunión inicial sobre el terreno se fueron planteando los trabajos a realizar y los materiales necesarios para el riego. De esta manera aspiramos a que, a pesar del cultivo individual de cada uno de ellos, el ambiente sea favorable y colaborativo entre los hortelanos.

huertosmalanquilla2.jpg
Vista de uno de los huertos

A primeros de mayo comenzó la roturación de las parcelas y a mitad de mes llegó la plantación. Un proceso llevado a cabo durante varias semanas, yendo cada hortelano a su ritmo. El discurrir de la actividad es muy prometedor y a la vista de los primeros resultados sobre el terreno, desde Malanquilla Rechita aspiramos a poder contar con el apoyo explícito a este proyecto de revitalización, por parte del Ayuntamiento, en un breve plazo. Lechugas, tomateras, pimenteras, cebollas, zanahorias, etc. ya forman parte del paisaje hortelano de Malanquilla. Y ahora sólo hace falta que los planteros vayan creciendo de la mano de los hortelanos y del agua de la fuente, único suministro con el que se cuenta este año.

huertosmalanquilla1.jpg
Detalle de un huerto con lechugas en primer plano

Seguimos a la espera de que más vecinos y vecinas del pueblo se animen a poner un huerto. Todavía hay tierra disponible gracias a la cesión por parte de algunos propietarios. Entre todos será más sencillo llevar a cabo las obras de infraestructura para el riego, así como la puesta en común de materiales necesarios entre los hortelanos. Sólo es necesario que se pongan en contacto con nosotros y les informaremos de cómo formar parte de este proyecto a través del correo electrónico malanquillarechita@gmail.com, o bien en conversación directa con los hortelanos.

huertosmalanquilla3.jpg
Detalle de un huerto con tomateras

Desde Malanquilla Rechita también tenemos previsto la siembra de las calabazas en el mismo terreno que el año pasado, junto a la fuente. Tras haber sido previamente labrado, tanto la preparación del terreno como la plantación de las calabazas tendrá lugar a final del mes de mayo y se implicará a los más pequeños para que formen parte de la iniciativa. Con la puesta en marcha del proyecto este año queremos afianzar poco a poco esta actividad. Tenemos pensando también poner en marcha un huerto infantil y realizar actividades en torno a los huertos y los ricos productos que se esperan recoger en este primer año de actividad.

.