.

Y llegó el día en que desde hacía varias semanas estaba previsto llevar a cabo la 1ª Caminata Senderista de Malanquilla promovida por Malanquilla Rechita. 

Más allá de La Cocuta, que con 1.302m sobre el nivel del mar es la elevación más próxima al pueblo y por ello sin duda la más transitada por los vecinos, parecía interesante que esta primera ruta senderista pudiera discurrir por otras tres elevaciones también notables del término municipal en su parte más septentrional, como son Montalvo (1.297m), Miravalles (1.299m) y el Capón, que con sus 1.333m de altura es la cota más elevada de Malanquilla. 

La fortuna estuvo de nuestro lado y el día salió despejado y radiante. A las 8h de la mañana ya estaban los 26 andarines apuntados en la plaza del pueblo. Una alegría de grupo, ya que contaba con personas de edades que iban entre los “treinta y…” y los “setenta y…”. Como en toda caminata que se precie, para dar inicio a la actividad se llevó a cabo el acto protocolario del corte de la cinta de salida. En esta ocasión el encargado ha sido Marino Moreno, que con toda ilusión ha sido partícipe fundamental en el planteamiento del trazado recorrido hoy, y con cuya colaboración esperamos poder contar con futuras actividades. 

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es 1caminata_cortecinta.jpg

El grupo ha abandonado el pueblo por el camino de El Caño. En un primer tramo prácticamente sin desniveles reseñables, se ha transitado por el camino del Navazo y tras bordear la Balsa Quemada, se ha dirigido hacia Hijuerque, donde ya los entusiastas senderistas han roto a sudar. 

Nada más rebasar la posición de la casa de Hijuerque, el grupo se ha puesto en fila india para transitar de forma ordenada y responsable por el margen izquierdo de la carretera A-1503 durante unos dos kilómetros. 
De este modo y en apenas 20 minutos, se ha alcanzado el inicio del Camino de La Mueda en zona próxima a la parte baja del conocido Peirón. Una vez transitados unos 200m por él, se encontraba el punto del primer avituallamiento establecido para la jornada, donde se ha podido coger fuerzas degustando la fruta y las bebidas isotónicas preparadas por la organización. 

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es 1caminata_primeravituallamiento.jpg

Después de esta deliciosa parada técnica, ha comenzado la parte más compleja de la jornada de hoy. Tras recorrer unos 20 minutos por la pista de La Mueda, se ha abandonado ésta a mano derecha justo en un requiebro de 180º en la misma, para comenzar la ascensión a la primera cota de la jornada, Montalvo. En un primer tramo de subida, el recorrido empinado y entre tupida vegetación ha puesto a prueba la habilidad de los senderistas y ha hecho que el grupo se estirase. Con el objetivo de mantener al grupo unido, la idea era no perder la visual con tu predecesor, sin descuidar tampoco la posición de la persona que iba detrás de cada uno. De este modo se ha ido poniendo poco a poco de manifiesto quienes era las personas con mayor fortaleza física y habilidad, y por otro lado las que tenían un poquito más de dificultades. En cualquier caso, como el concepto de grupo es un valor innegociable en este tipo de marchas, nadie ha quedado atrás y las personas con algún problema siempre han podido contar con el apoyo generoso de otros compañeros a lo largo del día. En el tránsito hacia la cumbre de Montalvo, la vegetación ha ido haciéndose poco a poco menos densa y con no poco esfuerzo se ha podido llegar a disfrutar al alcanzarla de las maravillosas vistas que el despejado día de hoy nos ha brindado.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es 1caminata_cumbremontalvo.jpg

Tras una parada técnica para recomponer fuerzas y reagrupar a los andarines, amén de las correspondientes fotografías para el recuerdo en la cumbre de Montalvo, se reemprendió la marcha en post de los dos siguientes objetivos. Sabedores de que la cota 1.300m ya estaba alcanzada y que tanto Miravalles como el Capón eran perfectamente divisables a simple vista, el tránsito hacia ambos ha podido desarrollarse de una manera más llevadera. El haber superado con éxito el primer tramo más complejo hasta coronar Montalvo, ha hecho también que el grupo fuese perdiendo cohesión por momentos, separándose sus integrantes en varios núcleos, que ha ido progresivamente alcanzando ambas cimas, primero Miravalles de una manera ostensiblemente sencilla y posteriormente el Capón, con un tránsito en los últimos metros un poco más dificultoso por la disposición rocosa y de arbolado en la parte inmediatamente anterior.

La alegría en este punto ha sido notable, máxime cuando desde allí, podía verse en el camino de La Mueda, la posición del segundo punto de avituallamiento establecido. El descenso del Capón en esa dirección ha sido tendido y tranquillo, solamente dificultado por el calor ascendente por el avanzar del día y por la tupida disposición de las aliagas del lugar.

Llegados al avituallamiento, se ha podido disfrutar de un riquísimo bocadillo de longaniza con tomate untado, frutos secos y bebida fresca a discreción. Todo un lujo, que ha llevado en los días previos una notable preparación para las personas encargadas, pero que visto el éxito en la acogida general en ese momento de la jornada senderista, ha sido disfrutado con creces por todos los asistentes. 

De este modo y una vez “levantado el campamento” de esta segunda parada gastronómica, el grupo se ha puesto en marcha por el camino de La Mueda en tránsito descendente, hasta alcanzar de nuevo, entre agradables conversaciones alrededor de los detalles de la jornada, la carretera A-1503. Una vez recompuestos los secos gaznates con la fresca agua aportada por los dos vehículos de asistencia de la jornada (gracias chavales), las personas que se encontraban un poco más justas de fuerzas han podido subirse a dichos vehículos para alcanzar de forma más rápida y cómoda el pueblo, mientras que el resto se ha dispuesto a recorrer los últimos cuatro kilómetros del trayecto desde la parte baja del Peirón hasta Malanquilla, bajo el sol abrasador del mediodía. 

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es 1caminata_debajadadelamueda.jpg

Concluida la jornada, queremos mostrar nuestro agradecimiento a todas las personas que han confiado en Malanquilla Rechita participando en esta actividad que ha sido preparada con tanta ilusión, y en especial a las que se han desplazado de forma expresa hasta Malanquilla para ello. Entre todos los participantes, hemos contado con tres hijos del pueblo que son miembros de Os Andarines D’Aragon. Igual que deseamos que la de hoy sólo haya sido la primera de muchas otras marchas senderistas, estamos ilusionados con la posibilidad de que ellos tres, como buenos conocedores del medio, puedan aportar sus experiencias y conocimientos para ayudar en el desarrollo del proyecto “Senderos de Malanquilla”.  


Hasta la próxima. 

Malanquilla nos Une.